Marcha Mundial de las Mujeres en Solidaridad con Vio Me!

La Caravana Feminista estuvo en Tesalónica en marzo de 2015.

Conocimos a los trabajadores(as) de Vio.Me y a las miembras(os) del comité de solidaridad: fuimos a su acción y venta en la calle, manifestamos nuestro apoyo en el tribunal y visitamos su fábrica.

Viernes 20 de marzo – Venta de productos en la calle

P1110472P1110621

Lunes 23 de marzo – El juicio

El lunes por la mañana, la Caravana Feminista de la MMM aún estaba en Tesalónica. Fuimos al juicio de Vio Me en apoyo a las/los empleados/as de esta fábrica auto-gestionada.

Los trabajadores de VIOME en Tesalónica, Grecia, se han organizado contra la pobreza y el paro. Han emprendido una lucha larga por la autogestión de la fábrica, en un contexto hostil. Hace ya dos años que producen y venden productos de limpieza ecológicos en la fábrica ocupada, lo que les asegura unos ingresos modestos para sus familias”. http://www.viome.org/

Somos solidarias con Vio Me no solo porque han retomado su fábrica y se han organizado colectivamente de manera auto-gestionada, sino también porque su proceso de decisión es abierto a las/los ciudadanos, consumidoras/es… Participar en el comité de solidaridad implica participar en las decisiones sobre qué y cómo se produce.

Al llegar al tribunal, los empleados parecían estar nerviosos. Dado que se les comunicó demasiado tarde la fecha del juicio, su primera demanda era aplazarlo, pero no fue aceptada.

Había alrededor de cincuenta personas en la sala: empleadas/os, miembros del comité de solidaridad y personas que asistían para darles apoyo. La sala estaba llena y mucha gente estaba de pie. Nuestros ojos se dirigen al cuadro de Jesucristo, muy presente por encima de los jueces, y en la biblia encima de la mesa de los testigos.

El juicio era en griego, por lo que Manos – del comité de solidaridad – estaba con nosotras para explicarnos el desarrollo del proceso. Este juicio es sobre la demanda de los propietarios de vender todo el terreno y los antiguos locales, de los cuales Vio Me solo ocupa una parte.

Los trabajadores de Vio Me no forman parte legalmente del procedimiento del juicio, pero como tienen interés legal en conservar la parte de la fábrica que les sirve para producir, se les ha permitido participar en el juicio y defenderse. Piden mantener esta parte de la fábrica en la que están instaladas las máquinas y se sitúan los locales.

Lo que nos pareció triste en este juicio fue la presencia de otros antiguos empleados que estaban a favor de la venta de la fábrica, con la esperanza de recuperar el dinero que la empresa les debía y les había prometido. Según la ley griega, el dinero obtenido de la venta de la fábrica debe devolverse primero al Estado para saldar la deuda de los propietarios. El resto se destinaría después a los empleados, aunque en este caso la deuda es tan grande que no les corresponderá prácticamente nada.

Había pues tensión entre los dos grupos de antiguos compañeros, incluso discusiones violentas fuera de la sala, antes, durante y después de la sesión. Esto también es el resultado de una estrategia de los propietarios y del Estado, un clásico en este sistema capitalista para provocar la división entre empleados.

IMGP0006En el juicio de este día el tribunal tenía que descubrir si Vio Me realmente produce y usa las máquinas y la fábrica abandonadas por los propietarios hace 4 años. La prueba de la productividad de Vio Me justificaría su necesidad de mantener esta parte de la fábrica. El único testigo era Eleni, una de las miembras del comité de apoyo. Fue difícil para el tribunal aceptar su testimonio porque ella no era empleada. Claro que su testimonio era muy importante para mostrar que este caso no solo concierne a los trabajadores de la fábrica que están en lucha.

Aún quedan juicios pendientes sobre este y otros asuntos; uno tendrá lugar el 8 de mayo, otro en junio. Los empleados realmente no quedaron satisfechos con el resultado, pero estaban decididos a continuar. Afirman que si alguien quiere comprar los locales, deberá aceptar su presencia, su espacio y su modo de producción.

La próxima movilización será una caravana solidaria desde Tesalónica hasta Atenas (del 3 al 6 de abril), con paradas en Larissa, Volos y Chalkida, seguida de una gran manifestación ante el ministerio de trabajo en Atenas.

24 de marzo 2015 – Visita a la fábrica de Vio.Me

P1110615Hoy hemos tenido la oportunidad de visitar las instalaciones de Vio.Me y hablar con algunos trabajadores. Dimitri fue nuestro guía por las diferentes salas que siguen operativas desde que la fábrica cesó la producción de materiales de construcción en 2011. Como nos explica, Dimitri está acostumbrado a ser entrevistado por diversos medios de comunicación y activistas que han visitado la fábrica desde su ocupación y cambio en producción, puesto que Vio.Me se ha convertido en un símbolo de lucha exitosa de los trabajadores y de fábrica autogestionada.

Iniciamos nuestra visita en la sala donde se encuentran las instalaciones de producción, donde antes se fabricaban los materiales de construcción. Vio.Me era filial de la empresa matriz Philkeram, la cual entró en quiebra y cesó su producción también en el año 2011. Las máquinas de esta sala se usan ahora para producir productos ecológicos de limpieza para el hogar. El proceso de producción se basa en ingredientes naturales como agua, vinagre, aceite de oliva, de almendra, de ricino o de coco y puede llevar hasta 3 meses para que los jabones estén listos para el uso, tras un proceso de solidificación y secado tradicional.

En la sala de fermentación – el laboratorio químico donde se realizan los controles de calidad – y en el almacén, aún se observan pilas de sacos de cemento de la anterior línea de producción. Entramos después en el edificio donde los domingos se organizan bazares y otras actividades sociales (conciertos, encuentros, fiestas). Decidieron darle vida a la fábrica y crear un lugar donde la gente pueda reunirse. Dimitri nos explica que tienen que vigilar estas salas 24h al día para evitar que les roben el material o que desahucien la sala. Los 21 trabajadores actuales de Vio.Me se organizan en 3 turnos: uno de producción por la mañana y otros dos de guardia, de 3:00 de la tarde a 7:00 de la mañana.P1110606

Al final de la zona de producción, nos señala el lugar donde se celebran las asambleas cada mañana. Es el momento de preguntarle por la historia reciente de la fábrica, su transformación y las perspectivas de futuro. Nos cuenta que Philkeram fue una de las empresas más rentables del sector en Europa entre 2000-2008. Producía materiales de construcción para grandes empresas y aeropuertos internacionales como el de Dubai. En 2008, la empresa empezó a retrasar los pagos tanto a trabajadores como a proveedores y a despedir trabajadores, a pesar de ser claramente una empresa rentable. Dimitri explica que el objetivo de la junta de la compañía era cerrar la fábrica y evitar pagar las deudas, que habían alcanzado 1 millón de euros para el estado y alrededor de 1.600.000€ para los trabajadores. A la pregunta de cómo se acumuló esta deuda a lo largo de los años, nos contesta que la junta de la empresa había enviado todos los beneficios al extranjero, había dejado de pagar los sueldos de los trabajadores y los impuestos, y querían vender el terreno y las instalaciones de la fábrica. El estado incluso les había concedido subvenciones en el pasado para ayudar a mantener la fábrica y les ofreció de nuevo 1 millón de euros para evitar el cierre. Quedo claro, entonces, que la junta no tenía ningún interés en mantener la fábrica con vida. Es más, los beneficios generados con la producción de Vio.Me se utilizaron para “salvar” Philkeram mediante un procedimiento ilegal, sin que ni los trabajadores ni los proveedores vieran un solo euro de ese beneficio en los últimos años.

Cuando finalmente los dueños abandonaron la fábrica en 2011, los 21 trabajadores decidieron tomar medidas y protegerse con un seguro que garantizaba su derecho a utilizar la fábrica durante 1 año. Una vez finalizado el periodo de protección, las instalaciones fueron oficialmente ocupadas y los trabajadores empezaron a compartir activamente su lucha con la ciudad y los colectivos activistas. Así es como empezó el proceso de resistencia y la iniciativa de solidaridad. Como él mismo afirma, los trabajadores encendieron la llama, pero el fuego lo hizo toda la gente que se implicó en su lucha.

Tenían los conocimientos necesarios para operar las máquinas, electricidad y suministro de agua, pero querían producir algo mejor para la sociedad y el medio ambiente. Así es como decidieron empezar las pruebas para producir jabón. Hoy, sus productos se venden no solamente en Grecia, sino también en el extranjero, a través de la venta directa en la fábrica o de activistas que apoyan la fábrica. El apoyo que han recibido por parte de movimientos locales e internacionales es muy importante para las negociaciones actuales con los Ministerios sobre la aprobación de una nueva ley que les permitiría mantener activa la fábrica de manera legal.

La organización del trabajo desde la ocupación de la fábrica se basa en asambleas regulares donde se toman todas las decisiones importantes, como por ejemplo qué y cuánto producir, cómo seguir con el juicio o cómo mantener su campaña de resistencia visible y fuerte. Ahora se han constituido como cooperativa, lo cual también les ayuda en la parte jurídica del proceso. Dimitri repite que solo producen la cantidad necesaria para vivir y que su enfoque no es el lucro. “Somos trabajadores y queremos seguir siéndolo”. Quieren difundir su modelo de organización en Grecia y otros países en situaciones similares, por lo que están siempre en contacto con trabajadores de otras fábricas ocupadas, como por ejemplo Fralib – la fábrica Elephant de Marsella, el famoso Hotel Bauen o la fábrica de cerámica Zanon de Argentina

http://www.viome.org/P1110629

Ioana Pop, Marion Lafon, Natalija Laptosevic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *